Pequeñas Mentes
¿CÓMO LES ENSEÑO?

¿CÓMO LES ENSEÑO?

ESTIMULEMOS A NUESTROS PEQUES

Supongo que como padres muchas veces os habréis preguntado cómo enseñar a vuestro niños. Pue son os preocupéis, es mucho más intuitivo de lo que parece.

Antes de daros algunas herramientas, es importante tener claro el desarrollo del niño. De esta manera sabremos adaptar mucho más las técnicas de aprendizaje según la edad.

ETAPA SENSORIO MOTORA (Niños de 0 a 2 años):

-Preferencia por estímulos coloridos, brillantes, con contrastes y en movimiento (a los 3 años pueden seguir un objeto en horizontal, pero no en vertical).

-Construyen sus esquemas (procesos mentales) intentando repetir un suceso con su propio cuerpo. Ejemplo: Hacer ruido al golpear un juguete.

-El bebé se va familiarizando con la voz de los progenitores durante los meses de gestación. De hecho, desde el nacimiento, ya tiene la capacidad de distinguir entre el sonido y el habla. 

-Comunicación: Durante los primeros meses los niños se comunican mediante los gestos pre-lingüísticos (llantos, sonrisas..), los cuales los utilizarán de forma involuntaria. Más adelante, pasarán a ser intencionados, ya que aprenderán a usarlos a modo comunicativo.

En torno a los seis meses comienzan con los balbuceos, hasta llegar a formar palabras sueltas en torno a los 12 meses.

Permanencia del objeto: entienden que un objeto sigue existiendo aunque no lo vean. 

-Inicio de la formación abstracta (son capaces de recrear un objeto/persona en la mente).

¿CÓMO ENSEÑO A MIS HIJOS?

Como ya hemos podido ver, en esta primer etapa el aprendizaje de los pequeños va ligada totalmente a lo sensorial y a la acción motora. Es decir, reciben toda la información a partir de los sentidos y aprenden experimentado con el movimiento de su propio cuerpo. 

  1. Potencia las reacciones circulares: Un bebé produce una misma conducta (por causalidad) que le resulta interesante o placentera y trata de repetirla una y otra vez. A esto se le llaman reacciones circulares. Ej: Agitar un sonajero. Para el bebé, dicho ruido le resulta placentero y repite la acción varias veces. Para ayudarle en su aprendizaje, puedes coger el sonajero y agitarlo apoyándole en otra superficie distinta para que el sonido sea diferente.
  2.  Déjale libertad para que juegue y explore objetos y juguetes diferentes.
  3. A partir del año y medio, intenta jugar a esconder objetos: Primeramente, muéstrale un objeto y escóndelo en cualquier rincón de la casa. Enséñale como encuentras el objeto. Seguidamente, repite la acción, pero ahora dejándole a él que busque el objeto.
ETAPA PRE-OPERACIONAL (Niños de 2 a 7 años):

-Inicio de las relaciones del niño con los demás, especialmente con sus iguales (amigos).

Desarrollo del lenguaje y por tanto, aumento muy significativo del vocabulario. Aun así, no hay que olvidar que los niños durante la primera infancia se rigen por un «pensamiento egocéntrico». Esto quiere decir que piensan de acuerdo a sus experiencias individuales, creyendo así que los demás «ven y piensan como lo hace él».  Por este motivo, no es raro que hasta los 6/7 años el niño pueda cometer equivocaciones a la hora de interpretar y expresar su suceso.

-Hablan en tercera persona porque aún no tiene bien definido el concepto del «yo» que los separa con el resto del mundo. 

-Tienen muchísima curiosidad y ganas de aprender, razón por la cual os preguntan el «por qué» de todas las cosas. 

-Atribuyen sentimientos o pensamientos humanos a objetos (animismo). 

-Inicio del juego simbólico: Los niños son capaces de simular objetos, situaciones o personajes que no están presentes.

-El pensamiento no es lógico.

¿CÓMO ENSEÑO A MIS HIJOS?

En esta etapa, su inteligencia o razonamiento es de tipo intuitivo. Es decir, el niño afirma sin pruebas y no es capaz de dar demostraciones o justificaciones de sus creencias. Por este motivo, les debemos enseñar mediante técnicas para desarrollar el razonamiento lógico.

  1. Ajústate a su desarrollo cognitivo.
  2. Pon en práctica el juego simbólico: De esta manera, fomentamos la creatividad y el lenguaje, además de ayudarle a crearse poco a poco una imagen del mundo. Mediante el juego se pueden adquirir roles y situaciones del mundo que nos rodean: jugar a que somos médicos y ayudamos a otra persona… Por este motivo, el juego simbólico también se considera un entrenamiento a la hora de solucionar conflictos en la vida real. 
  3. Potencia la exploración y la experimentación: Motívales para que así tengan más curiosidad por aprender, explícales cómo suceden las cosas, llévales al campo y enséñale las plantas…