¿Cómo estimular los sentidos?
¿Cómo estimular los sentidos?

¿Cómo estimular los sentidos?

¿CÓMO ESTIMULAR LOS SENTIDOS?

Normalmente damos mucha importancia al desarrollo sensoriomotriz de nuestros peques, suponiendo que los sentidos se van a desarrollar con la propia experiencia.

Pues os tengo que decir que es un error no fomentar las actividades sensoriales desde edades tempranas, ya que el desarrollo de estas se basan en una correcta estimulación y una sólida educación. 

El tacto:

En función de la edad de vuestro pequeño podéis:

  • Estimularle para que toque diferentes materiales (0-18 meses)
  • Clasificar en función de la forma diferentes objetos palos, piedras y hojas (18-32 meses).
  • También podéis taparle los ojos o clasificar según liso-rugoso (a partir de los 24 meses).
  • Escoger 4 elementos del campo (piedras, palos y hojas) para colocarlas en un determinado orden. Una vez vuestro pequeño las haya tocado, mezclarlas para así volverlas a colocar como en el inicio (a partir de los 32 meses). También podéis hacerlo tapando los ojos de vuestro pequeño añadiendo más piezas o haciendo el juego con piezas del mismo elemento (4 palos o 4 piedras de diferente textura). Eso sí, ir aumentando y regulado la dificultad del juego en función de la edad de vuestro pequeño. 
La vista:

Este sentido es el más desarrollado. Para estimularlo, debéis saber que en los juegos visuales se debe incluir la educación del sentido cromático (trabajar con objetos de diferentes colores). Dicho sentido conecta con el resto de sentidos proporcionándoles a vuestro pequeño un conocimiento explícito de los objetos y elementos. 

Algunas propuestas de juego son: 

  • Cuando son bebés, debéis de describir los objetos que os rodean de la forma más detallada posible. Es decir, les vais indicando cosas del paisaje como puede ser un pájaro, una flor, etc. 

         A medida que crezca, le debéis indicar más detalles y colores de los objetos (flor blanca, piedra redonda…). 

         De esta forma, desarrollaréis el vocabulario específico de vuestro peque, además de la      inteligencia naturalista (desde los 0 meses).

  • Hacerles observar los elementos que les rodean detenidamente, contando qué cantidad hay de cada elemento. Posteriormente, taparle los ojos y hacerle enumerar los elementos y la cantidad de ellos que recuerde. Comenzar señalando los objetos sin taparle los ojos y contando con ellos (0-32 meses).  A partir de los 3 años, ya podéis taparle los ojos e intentar que recuerdan qué han visto y su cantidad. 
El oído:

Es el primer sentido que desarrolla el bebé, ya que desde el segundo trimestre de gestación distingue la voz de su madre. De hecho, al nacer, ya diferencian entre sonido y voz. Sin embargo, es uno d los sentido más olvidados. 

Por este motivo, debemos estimular dicho sentido desde edades muy tempranas de la siguiente manera:

  • Indícale a tu pequeño un sonido y deteneros para escucharlo en silencio durante unos minutos (0- 32 meses)
  • Estando quietos y en silencio, escuchar junto a vuestro peque los diferentes sonidos de vuestro alrededor y describirlos, identificando sí han sido producidos por un coche, un pájaro, etc. También podéis hacerlo tapándole los ojos a partir de los 24 meses.
  • Escuchar un sonido y reproducirlo (desde los 3 años). Seguro que os echáis unas risas!!
  • Convertiros en compositores junto vuestros pequeños!! Coger diferentes elementos (piedras, hojas, palos…) y hacer música con ellos. Escuchar detenidamente cómo suenan cada uno de los elementos chocando entre sí y cómo suenan diferentes elementos juntos (desde los 24 meses). 

También podéis inventaros otras modalidades de este mismo juego: si estáis con más niños, podéis hacer un concierto. También podéis jugar a adivinar el instrumento con los ojos tapados, para así poder averiguar qué elemento está sonando sin necesidad de mirarlo. Recordar, los diferentes elementos del campo se pueden convertir en vuestros propios instrumentos. Deja volar tu imaginación imaginación!!!

El gusto y el olfato: 

Son dos sentidos que van muy unidos y a los cuales les damos poca importancia. 

Algunas formas de estimularlos son las siguientes: 

  • Salir al campo y oler las flores o los árboles que encontréis, explicándoles de qué elemento se trata para que aprendan a relacionar el olor con el objeto determinado.
  • Enséñale los olores de diferentes hierbas aromáticas, para que así a partir de los 24 meses podáis jugar a adivinar de qué hierba aromática se trata tapándole los ojos.
  • Para el gusto, podéis jugar a adivinar el gusto de los diferentes alimentos con los ojos tapados (a partir de los 24 meses). Para ello, dale a probar porciones muy pequeñas de diferentes alimentos.
  • Darles a probar alimentos con diferentes sabores (dulce, salado, amargo y agrío), indicándole que sabor es. A partir de los 24 meses, podéis jugar a adivinar qué sabor tiene cada elemento y clasificarlos.

Recordar que las edades que menciono son solo una referencia, ya que el desarrollo de cada niño es muy diferente. 

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *