Pequeñas Mentes
LA INTELIGENCIA INTRAPERSONAL

LA INTELIGENCIA INTRAPERSONAL

ENSÉÑALES A TUS PEQUES A LLEGAR AL ÉXITO 

Supongo que os preguntaréis por qué motivo es tan importante desarrollar la inteligencia intrapersonal desde edades tan tempranas. Pues la respuesta es muy simple y es que fomentarla puede ser la mejor manera de enseñar a los niños a conseguir sus metas.

Podríamos definir inteligencia intrapersonales como la capacidad para comprender las propias emociones y sentimientos. 

Dicha capacidad  les facilita desarrollar sus habilidades de acuerdo a su potencial. Esto les llevará a lograr cualquier meta que se propongan y por tanto, tener una sensación de satisfacción y autorrealización. Como resultado, se van a sentir satisfechos de ellos mismos tanto en el momento que consiguen su objetivo como también durante todo el proceso. Esto les ahorrará frustraciones, estrés y el desprecio de sus recursos cognitivas y emocionales.

Para entender mejor sus beneficios, es importante saber sus componentes y los beneficios de cada uno de ellos.

¿CÓMO FOMENTAR LA INTELIGENCIA INTERPERSONAL?

 

  1. Ayúdales a enfocarse en el presente: Motívale para poner en práctica algunos ejercicios orientados hacia el logro de sus metas. El mindfulness puede ser una buena manera.
  2. No los regañes por manifestar emociones negativas. Aunque a veces perdáis la paciencia, recordar que solo las críticas constructivas ayudaran beneficiosamente a vuestro pequeño. 
  3. Enseñar con el ejemplo. Recordar que lo que hacéis es lo que vuestro hijo va a imitar.
  4. Guiar y supervisar su progreso. Acompáñales de la mano para marcarles su camino, sino se pierden.
  5. Reflexionar. Tener siempre tiempo para sentaros con ellos y reflexionar sobre los hechos ocurridos, analizando aquello que han hecho mal, pero también aquello que han hecho bien. Recordar que para seguir aprendiendo necesitan motivación y eso solo se consigue felicitándoles por sus logros. 
  6. Selección de objetivos realistas ¿Queréis qué vuestros hijos lleguen a lo más alto? Ayúdales a encontrar un plan de acción de acuerdo a sus fortalezas y debilidades.
  7. Celebrar los logros. Supongo que os gustan las fiestas y sobre todo, ver a vuestros pequeños orgullosos de ellos mismos. La mejor manera para  motivarles es haciéndoles sentir valorados celebrando sus logros, aunque sean pequeños.
  8. Enséñales a ser críticos consigo mismos sin castigarse.