Pequeñas Mentes
LECTOESCRITURA

LECTOESCRITURA

CONVERTIROS EN LOS MEJORES MAESTROS

Como ya os podéis imaginar, aprender a leer y a escribir no es una tare fácil para vuestros peques. La lectoescritura implica tener un dominio de la lengua oral y tener lista la maduración de la abstracción del cerebro, ya que la lengua escrita es abstracta. Por este motivo, recordar que la paciencia es la clave para que se conviertan en los mejores escribiendo y leyendo!!

A la hora de enseñarles, debéis tener en cuenta los diferentes factores que influyen en el aprendizaje de  la lectoescritura, los cuales son: el proceso de adquisición del lenguaje y la relación que existe entre los procesos del habla y el desarrollo de la lectura y escritura. Dichos factores dependen de la maduración cerebral de vuestro pequeño, ya que para el aprendizaje de la lectoescritura no hay una edad óptima, aunque lo normal es empezar a los 4 años. Por este motivo, es imprescindible que respetéis sus ritmos propios de aprendizaje, evitando así posibles frustraciones.

Además, es muy importante no obligarle a leer si no está preparado porque lo único que vamos a hacer es que asocie el leer con la incomodidad en vez de enseñarle a leer. 

Lo fundamental a la hora de enseñar a leer y escribir a vuestro hijo  es que  comprenda el contenido de cualquier texto escrito al que se enfrente  al mismo nivel que lo pueda comprender de manera oral (a partir de los 3/4 años, la mayor parte de los niños ya tienen un dominio de la lengua oral). Por este motivo, es muy importante trabajar los dos ámbitos a la vez (comprensión lectora y comprensión de la lengua oral), lo cual implica una serie de procesos específicos tales como el aprendizaje de vocabulario.

PASOS DEL APRENDIZAJE DE LA LECTOESCRITURA:

1- Discriminación auditiva (sonido de las letras).

2- Discriminación visual

3- Escritura

CLAVES PARA AYUDAR A VUESTRAS PEQUEÑAS MENTES A LEER

Puntos claves que debes de trabajar con vuestro pequeño para que aprenda a leer. No os preocupéis, es mucho más simple de lo que creéis!!

  • CONCIENCIA FONÉMICA

La podríamos definir cómo la habilidad de oír, identificar, concienciar y manipular los sonidos aislados de la lengua hablada (fonemas).

Para leer correctamente, vuestro pequeño debe de comprender que las palabras de la lengua hablada están formados por fonemas para sí ser capaz de individualizar cada uno de ellos.

¿Por qué creéis que es tan importante este último punto?

Pues muy sencillo, un niño que es capaz de percibir los fonemas aprenderá más fácilmente a leer.

  • CORRESPONDENCIA GRAFEMA/FONEMA

Vuestro pequeño ha de ser capaz de encontrar palabras que comienzan  con un sonido determinado , como por ejemplo la /p/: papá, pie, etc. Además, debe de ser capaz de asociar los sonidos con las palabras que conoce: /p/+/a/+/p/ /a/: papa.

Es importante que aprenda que hay una correspondencia entre las letras de la lengua escrita (grafemas) y los sonidos individuales de la lengua hablada (fonemas). De esta manera descubre el principio alfabético del escrito, pudiendo leer las palabras escritas descifrándolas.

Saber la correspondencia entre grafema/fonema permitirá a vuestro pequeño leer y conocer las palabras familiares que ya ha oído pronunciar numerosas veces desde la infancia. También podrá descifrar palabras nuevas.

Todas las correspondencias existentes deben ser enseñadas de manera sistemática y explícita, con ejercicios prácticos, siguiendo un orden lógico y predeterminado. El niño debe ser impulsado a utilizar las correspondencias aprendidas en variados ejercicios de lectura de palabras, frases e historias.

  • FLUIDEZ LECTORA

La fluidez lectora se consigue con la práctica. Pero, especialmente si es en voz alta y bajo el cuidado de un lector experto. De esta manera, el niño aprenderá a descifrar y reconocer palabras, y cada vez leerá más rápido.

  • CONOCIMIENTO DEL VOCABULARIO

Cuanto más vocabulario adquiera vuestro pequeño, mejor capacidad tendrá para comunicarse. Además, mejor comprenderá a los demás y mejor se explicará, haciéndose así entender.

Pero está claro que para qué pueda utilizar el vocabulario con naturalidad, primero tendrá que saber su significado.

Y aquí es cuando tenéis que tener mucha paciencia y calma. Debéis enseñarle el significado de forma explícita, sobre todo si es una palabra importante para la comprensión del texto.

También podéis enseñarles diferentes fuentes donde pueda encontrar el significado: utilización del contexto, del diccionario, etc.

RECOMENDACIONES